samedi 6 février 2010

El deporte del colegio



El deporte más popular de este colegio es hacer correr a los alumnos gradas abajo mientras suena la alarma del sistema de protección contra incendios. Ni a Andrés ni a Diego les tocó pero a Ceronman y a Martha sí. Y uno sale con cara de aburrimiento si es de día o muerto del sueño y de la ira si es de noche. Esta mañana, por ejemplo, sonó a las seis. Y no era nada. Como siempre. La alarma se enciende con el humo de un cigarrillo y todo el mundo lo sabe. El día que pase algo de verdad nadie saldrá ("nos va a tocar tirarnos por la ventana", acaba de decir Martha "y lo peor es que estamos en el último piso, que no es lo mismo").